Teléfonos móviles acortan la interacción entre personas

A pesar de los múltiples beneficios de los celulares -principalmente el acercar a personas-, no todo es una maravilla. Hoy son varios los equipos de trabajo que están optando por censurar su uso en reuniones por afectar la comunicación.

Sin duda que el teléfono es uno de los grandes avances tecnológicos que más han aportado a la comunicación. Hoy en día es difícil pensar qué no pueden realizar estos maravillosos aparatos. Pero de su laureado aporte hacia la conectividad entre personas, hoy parece que entorpece el trabajo comunicativo humano.

De hecho, en Universidad de Chile, el director técnico Frank Kudelka, aplicará como una de sus radicales medidas el prohibir el uso de los celulares durante las sesiones de trabajo en equipo. Esto, para fortalecer el trabajo grupal y la concentración en las sesiones.

Este aparato electrónico, que hoy son 27.978.240 en nuestro país según datos del INE, se ha transformado en un elemento que a menudo distrae a su propietario, lo que ha motivado a que varias empresas, colegios e incluso en reuniones del Gobierno, censuren su uso en reuniones de trabajo.

Según Daniela Campos, psicóloga y jefa de Riesgos Psicosociales de la Asociación Chilena de Seguridad, “las investigaciones han demostrado que en los últimos diez años la gente se desconcentra mucho más con el celular a medida que pasa el tiempo. Si antes una persona miraba el celular cada siete minutos, ahora lo está mirando cada tres”, declaró a LUN.

Medidas frente al problema

Una de las medidas ha sido el requisar el teléfono. De hecho, el director técnico de la Selección Chilena sub17 -que el pasado año clasificó al mundial de la categoría en India-, Hernán Caputto, previo a cada sesión o charla técnica solicita dejar los smartphones en una caja designada para ello.

Aunque esta medida, según parece, trajo excelentes réditos al joven equipo nacional, Campos recomienda requisarlo en ciertos parámetros. “también hay que tener en cuenta que el trabajador puede quedar desprotegido frente a una emergencia. Lo ideal es que quede en silencio o a cargo de un tercero de confianza para que pueda contestar y tener comunicación. Es importante que exista un nexo ante una emergencia familiar u otra” manifestó.

Deja un comentario