¿Qué es el Big Data?

Últimamente nos hemos encontrado con una nueva expresión que es producto de los cambios tecnológicos que estamos viviendo. Se trata de la palabra anglosajona “Big Data”, es decir, grandes datos. Se trata de cómo la tecnología hoy se informa de lo que somos, de lo que consumimos, de lo que hacemos, de nuestras preferencias, etcétera.

Todo lo que hacemos es “seguido” y “visto” por las innumerables aplicaciones que estamos expuestos. En efecto, un reciente informe señaló que “Siri”, el asistente de inteligencia artificial integrado al sistema operativo iOS de Apple, “escuchan” permanentemente nuestras conversaciones, “atento” a cualquier requerimiento que le podamos hacer.

La Inteligencia Artificial con funciones de asistente personal, es un avance tecnológico impensado hace 10 o 20 años.  Utilizando el procesamiento del lenguaje humano, “Siri” es capaz de responder preguntas, hacer incluso  recomendaciones a sus usuarios  y realizar acciones mediante la delegación de solicitudes hacia un conjunto de servicios web que ha aumentado con el tiempo.

“Siri llamar a Juan Troncoso” suele ser el pedido que hacemos en voz alta al celular y el sistema responde “llamando a Juan Troncoso”. Toda una novedad para una persona sobre los 70 años ¿cómo un aparato electrónico es capaz de respondernos y hacer cosas que le pedimos? ,  ¿Cómo es capaz de responder nuestras solicitudes y buscar contenidos que hemos requerido?. Extraordinario respondería cualquiera que no sea un millenials o acostumbrado a las nuevas tecnologías.

Monitoreo al diario vivir

El Big data, también es otra “novedad” de nuestra era. Es la comunicación actual, que permite cruzar y entregar cientos de datos sobre nosotros mismos.

El reconocimiento facial, que es capaz de determinar (asociado previamente a una base de datos) quién es esa persona que se ve en la pantalla, qué edad tiene, qué hace, dónde vive, qué consume preferentemente, qué compró en el último mes, qué lugares frecuenta, que problemas de salud posee, y todo, amparado en la información que nosotros mismos hemos entregado en cada una de esas acciones comerciales, sociales o de compra.

Saber por ejemplo qué consumimos no es muy difícil de detectar a través de nuestras tarjetas de crédito. A través de ella vamos dejando huella de los lugares que visitamos, del gasto mensual que hacemos en tal o cual producto, o en tal o cual servicio. Así la unión de todos esos datos la llamada “Big data”, nos permitirá hacer un perfil de nosotros como consumidor.

No es inusual entonces si usted utiliza Netflix por ejemplo, que el propio sistema basado en el tipo de las últimas películas que ha visto le “recomiende” o “sugiera” alguna nueva para que vea, pensando en que es el estilo de serie o film que usted gusta de ver. Puede que sea de su gusto o no, pero lo que está haciendo el sistema es elegir de en la Big Data de toda la base de películas y series que tiene, una similar a la vista por Ud.

Cuando compramos a través de Amazon, Alibaba,  Ebay , Corner Shop, AliExpress o Dafiti, muy probablemente recibirá un mensaje informando de los productos nuevos que “tal vez le puedan interesar” y asociados a alguna de sus últimas compras. El sistema de los “Big-Data” entrega, canaliza y cruza todo tipo de información para hacer “inteligentes” a los sistemas que hacen casi pensar hay una persona trabajadora y dedicada a ver lo que compro y a ofrecerme cosas parecidas de mi interés. No hay tal, no hay nadie detrás, sólo hay datos, datos y más datos que se cruzan y mediante un proceso inteligente de trabajo, hace que una se una con otra y entre ambas produzcan un resultado como el descrito.

El big data es la nueva comunicación del siglo XXI. Es la información que necesitábamos. El viejo cuadro de Emisor, Receptor, el Medio y el Mensaje está pasando a la historia con una inteligencia artificial que es capaz de comunicarse con nosotros, mediante el entendimiento de nuestros deseos, preocupaciones e intereses.

Deja un comentario