Las claves del Sitio Web ideal

A estas alturas parece majadero seguir diciendo lo importante que la presencia digital para una empresa. Es archisabido que una página web es la nueva carta de presentación de una marca, mientras las páginas amarillas van desapareciendo y el motor de búsqueda Google se consolida como el sitio más visitado del mundo con más de 3 millones de búsquedas por minuto.

Lo primero que hace un usuario al conocer el nombre de tu empresa es entrar al sitio web y hacerse una imagen mental de lo que representa tu marca de acuerdo a ésta. Y esos dos minutos que tarde en revisarla, pueden hacer la diferencia entre solicitar tus servicios o pasar de ti ¿Te das cuenta de lo importante que es el asunto?

Ahora bien, seguramente ya has escuchado esto antes y cuentas con una linda página y tu dominio propio ¿Significa esto que puedes sentarte cómodamente a esperar los llamados de tus clientes? Pues no.

Si no cumple con todo eso, lo siento, pero tu página se perderá en la vorágine de los otros cientos de miles de sitios que flotan a la deriva en la internet.

¿Cómo es una web ideal?

A continuación, te presentaremos una serie de características de lo que debería tener una página web, para cumplir con estos requerimientos de Eficiencia, Atractivo (Diseño) y Diferenciación.

Realiza tu propia evaluación para saber qué es lo que te falta y lo que es necesario corregir, o pincha aquí para que acordemos un diagnóstico de tu web.

Eficiencia

Lo primero que hay que destacar es que el sitio cumpla correctamente su función de dar a conocer tu marca. Para esto hay que considerar los siguientes elementos:

-Codificación: ¿Te imaginas un hermoso edificio que por dentro no se sustenta en nada más que material ligero? Del mismo modo, un sitio web no debe solo verse bonito, también tiene que estar bien codificado para cumplir con su fin. Puede que tu público no sepa nada de programación, pero notarán si un sitio tiene incongruencias o está hecha “a la rápida”.

Por eso, no importa cuánto te insistan en que cualquiera puede hacer sitios web, lo mejor es dejar la labor a profesionales.

-Optimización: En línea con lo anterior, la página debe funcionar óptimamente. La velocidad de carga debe permitir que la página sea fácilmente accesible, que los contenidos se vean correctamente y no cueste un mundo acceder a cada uno de ellos.

-Identidad de marca: Tu sitio debe tener a la vista claramente el nombre de tu marca, así como logo y un breve resumen de tus actividades.

-Call to Action: Invita a tus usuarios a actuar, ya sea realizar una compra, una reserva, solicitar una cotización o conocer más de tus servicios. Desarrolla elementos llamativos en la página de inicio, como botones o formularios, para facilitar el proceso.

-Contacto: Es fundamental que la mayor cantidad de información de contacto (dirección, números telefónicos y correos electrónicos, etc) estén a la vista y sean de fácil acceso, ojalá disponible en cada página.

-Contenido Social: Todo sitio que pretenda ganarse un espacio en el vasto mundo web, debe tener espacios de interacción inmediata con los usuarios, mediante formularios, espacio de comentarios o chatbox. Asimismo, los botones de enlace a las redes sociales deben ser visibles y accesibles.

Atractivo (Diseño)

Ahora que ya nos referimos a los aspectos estructurales del sitio, podemos entrar en los detalles que la hagan visualmente atractivas y que inviten a tus usuarios a quedarse en ella.

-User Experience (Diseño de Experiencia de Usuario): Es la filosofía de diseño orientada a las necesidades de los usuarios, para facilitar su navegación y proceso transaccional. En términos prácticos se relaciona con una disposición eficaz de los elementos estratégicamente más relevantes, como tus servicios, portafolios, botones de compra, etc.

-Responsive: El diseño responsivo ha ido cobrando cada vez más importancia debido al creciente alcance del internet móvil. Éste consiste en la adaptación del diseño web a las distintas pantallas (computadores de escritorio, tablets y Smartphones), conservando las características prácticas y estéticas del sitio.

-Sencillez: “Menos es más” el clásico axioma del diseño es aplicable aquí. Por muchas opciones de gadgets que puedas agregarle a un sitio web, los que cada vez son más sencillos de implementar, recuerda que la tendencia global es hacia la sencillez.

Procura mantener un sitio depurado en el que se destaquen solo los elementos importantes. Además, una página diseñada con estilo y sobriedad reforzará la imagen de confianza de tu marca.

-Combinación de colores: En línea con lo anterior, cuida bien de los colores que uses para el diseño de tu sitio. Hay cientos de estudios que demuestran los efectos y asociaciones que ciertos colores producen en nuestros cerebros. Define los colores de tu marca o busca paletas cromáticas asociadas a tu público objetivo o tu rubro.

Recuerda asesorarte de expertos para que la combinación de colores no resulte chocante, pues podría tener un efecto contrario si es cansadora para la vista y evitar que el usuario permanezca en el sitio.

-Contenido Visual: “Una imagen vale más que mil palabras” se dice por ahí y las tendencias lo comprueban más que nunca. Un sitio web con contenido visual como imágenes o videos tiene muchas más posibilidades de capturar la atención de los clientes que un tablero plano lleno de texto.

Diferenciación

Finalmente, y quizás el ítem más difícil de ejecutar es el de la diferenciación. Tratar de mostrar algo único es sumamente difícil en medio de este coro de mensajes donde todas las voces tratan de destacarse. En ese caso ¿Cómo podemos diferenciarnos?

-Contenidos propios: No basta con contarlo todo sobre ti en un increíble sitio web estático, la tendencia actual apunta a las páginas dinámicas, que cuentan con una sección de blog o de noticias.

No temas mostrarle a tu público cuán experto eres en el tema que te compete o cuáles han sido tus últimos logros. Escribe artículos o publica videos testimoniales sobre tus casos de éxito

Además, los algoritmos de los motores de búsqueda premian con un mejor posicionamiento aquellos sitios que se actualizan frecuentemente con contenidos originales.

-Identidad: Haz patente tu identidad en cada aspecto del sitio. El diseño, la tipografía, el logo, los contenidos, el estilo de los textos… todo debe gritar tu nombre! Una página web capaz de reflejar la identidad de tu marca, sus valores y sus fortalezas puede permanecer más tiempo en la mente de tus clientes que un gran texto explicando los beneficios de preferir tus servicios.

En conclusión, construir una página web no es solo acumular información, es saber gestionarla.

Es cierto que cada vez hay más herramientas que facilitan la construcción de sitios web, incluso en minutos, pero ten presente que esto no garantiza su eficiencia. Los contenidos deben estar correctamente planificados, en coherencia con una estrategia.

En SVK Comunicaciones te ayudamos. Contamos un equipo preparado para construir y diseñar sitios web de acuerdo con las necesidades específicas de tu empresa, así como cada aspecto comunicativo de tu relación con tus clientes. Contáctanos y hablemos.

Deja un comentario